Para l@s más peques...

Todas nuestras sesiones de cuentacuentos y animación lectora están adaptadas tanto para infantil como primaria.

En verso te lo cuento para disfrutar del momento.

Cientacuentos Cuentapiés somos, como bien sabéis, grandes amantes de los cuentos, y también, por supuesto, de la poesía. Es por esto que hemos diseñado una sesión de cuentos en verso, donde la poesía y las historias se unirán para dibujar sonrisas en l@s más pequeñ@s.

             Desde la cuna, l@s niñ@s escuchan poesías, sus progenitores cantan canciones de cuna, nanas, que en realidad son pequeños poemas con música, lo que hace que haya una predisposición innata para el canto y el verso en l@s más peques. La poesía ayuda a desarrollar el sentido del ritmo y la musicalidad y facilita el aprendizaje del idioma.

Es por todo esto que creemos necesario llevar la poesía, que tanto les fascina, a las aulas y las bibliotecas, para acercarl@s a esa lectura enriquecedora y apasionante de un modo ameno y más que divertido.

Cuentos en verso, versos de cuento, que les harán reír, intrigarse, emocionarse, que les hará pasar un rato que no olvidarán jamás. Nos acompañará Edmundo, este león loco por la lectura y tod@s sus amig@s, también Anita, que no puede dejar de estornudar: ¡Aaaaachis! Un oso con muuuucha hambre, y muchos otros personajes encantadores.

Cuentos con valores, cuentos para soñar… Eso sí, ¡en verso!

 

 

Con diez historias por barba, cuento en boca a toda oreja...

 ¡Hemos encontrado el Tesoro!.... ¡glub! bueno, el mapa que nos lleva a él, ¡sí!, porque ya se sabe que l@s piratas son un@s cuentistas, y nosotras dos no somos una excepción (cuentistas, ¡y de las buenas!).

 

Os queremos confesar nuestro pequeño secreto: el otro día en casa de tía Gertrudis, en el sótano más concretamente, encontramos un extraño mapa. Después de largas investigaciones llegamos a la conclusión de que marcaba el lugar exacto del tesoro escondido; así, con la ayuda de l@s niñ@s nos embarcaremos en busca del mayor tesoro: la pasión por los libros.

 

Nuestra ruta estará llena de aventuras inesperadas, de historias mágicas, personajes increíbles que nos acompañarán a lo largo de nuestro viaje... como el pequeño pirata Serafín, tan pequeño, tan pequeño, que descubre que el verdadero valor no está en lo que uno mide, o el Capitán Calabrote, ese pirata que encontró la verdadera valentía ayudando a los demás, o Brutus, que se levantó aquella mañana con unas ganas tremendas de jugar con su tesoro y no lo lograba encontrar, o el pirata Malodor que descubre lo importante que es saber leer para disfrutar de todas las aventuras piratas.

 

 

Poco a poco nos acercaremos al cofre del Tesoro para, por fin, abrirlo y hallar el mejor de los premios: un montón de libros llenos de aventuras sin final...

Había una vez un circo...

 

¡Adelante! ¡sean bienvenidas y bienvenidos a EL CIRCO DE LA PALABRA! donde cada una de nuestras estrellas se han convertido en las artistas que hoy en día son, gracias a la lectura, a la pasión por los libros y las historias.

 

Personajes realmente curiosos y divertidos, situaciones que te arrancarán una buena sonrisa, y, por supuesto, nos acompañarán historias de circos diferentes que nos harán soñar...

Todos los derechos reservados © Safe Creative

La selva de los cuentos.

 

La biblioteca es una selva de libros, una selva de cuentos. Recorrer sus estanterías se parece mucho a avanzar en la espesura. Sus libros, al abrirse, nos enseñan sus hojas, al igual que los árboles nos enseñan las suyas, y si nos paramos a mirar lo que hay detrás de esas hojas, nos podemos encontrar una mariposa de luminosos colores, un león roncando o un pequeño mono haciendo de las suyas... en los libros ocurre igual: si leemos con atención encontraremos historias que nos hablan de animales, (entre otras muchas cosas), algunos tan pequeños que habitan entre la verde hierba o que pueden esconderse entre los pétalos de una flor, y otros tan grandes, tan grandes que sobrepasan los árboles.


Por suerte somos buenas lectoras, y tanto leer cuentos e historias de la selva, un buen día nos lanzamos a la aventura para conocerla y verla con nuestros propios ojos, eso sí, previa lectura del "Manual del perfecto explorador". Y ¡menos mal! ya que nos perdimos en ésta, y, de entre la espesura salió una tribu que apuntándonos con sus lanzas nos llevó hacia... bueno, creo que es mejor que os lo contemos en persona, incluidas las historias que frente al fuego se narraron. 

 

Cuentos que hablan del respeto, de la solidaridad, de la amistad, de el valor de la naturaleza y de lo importante que es cuidarla…para lograr vivir en un mundo mejor. Un mundo lleno de cuentos, de amor por la lectura y la palabra.

 

 © 2010 Safe Creative

Los cuentos de las 1001 noches.

 Y fuimos en busca del libro de "Las 1001 noches".

  Tantas ganas teníamos de echarle un ojo, que nos fuimos a buscarlo montadas en camellos al mismísimo Desierto.

 

 A lo largo del camino, nos pasaron mil aventuras: creímos encontrar una lámpara maravillosa escondida entre la arena del desierto, pero, ¡ohhhh! no era más que una vieja tetera...aun así Alicia se empeñó en frotarla, por si acaso contenía un genio en su interior: ”lámpara, lamparita, deja salir al genio  en una mijita...” Un poco más adelante nos encontramos entre la arena, algo que también brillaba…era…era una babucha dorada, que alguna princesa tuvo que perder en el desierto. Aun siendo una babucha, Alicia se volvió a empeñar en frotarla por si dentro de ella había un genio, aunque lo único que sacamos de allí fue un divertido pestecillo a pie. Pero seguimos intentándolo y por fin llegamos a nuestro destino y logramos leer con nuestros propios ojos los cuentos de las mil y una noches... Allí estaba el valiente Aladino con su lámpara maravillosa, el genial Ali Baba con los cuarenta ladrones, Kitir, el camellero astuto y muchas otras historias increíbles ¿las queréis escuchar?

 

© 2010 Safe Creative

ENTRE BRUJAS

VUELA EL CUENTO

     Como todo el mundo sabe, los magos y las brujas no suelen leer periódicos, ya que no les interesan las cosas que ya han pasado. Prefieren, sin embargo, leer el futuro en las llamas, bolas de cristal, o en calderos humeantes. Pero lo libros ya son otra cosa, un mago o una bruja que se precie, necesita un buena biblioteca donde poder acudir en busca de libros de recetas y conjuros, de hechizos e historias que l@s hagan volar tanto como sus escobas. En sus bibliotecas no se encontrarán libros con polillas, sin embargo, encontraremos libros con orugas, escarabajos y arañas; incluso podremos ver curiosos libros con sapos en las baldas.


     A lo largo de nuestro camino, nos hemos encontrado brujas que siembran palabras en macetas, para que crezca la imaginación, otras que se rompen en mil pedazos, y al recomponerse lo hacen al revés, dejándose en el rostro, en lugar de un gesto amargo, una cálida sonrisa. También hemos conocido magos que se dejan hechizar, con tal de conseguir el amor de su bruja preferida, que gracias a sus encantamientos le dan vida a libros y cuentos.

 

© 2010 Safe Creative

 

 

CUENTOS DE NUESTRA TIERRA Cientacuentos Cuentapiés nació cerquita del mar, en una preciosa ciudad andaluza llamada Málaga; ya desde bien pequeñita acostumbraba a escuchar  historias que hablaban de sus calles, de las personas que la habitaban, de su tierra, cuentos que le mostraban sus raíces y sus costumbres. De ese modo, todas las noches Cientacuentos se quedaba dormida y soñaba con niñ@s que jugaban con aros, pescadores que encontraban peces mágicos y cantaban canciones de ensueño…


    El tiempo ha pasado, pero Cientacuentos quiere seguir contando todas esas historias, para que nunca se olviden, para que no se marchen del recuerdo, así, l@s más peques puedan también conocerlas y disfrutarlas, y quien sabe, quizás incluso esa noche, tengan hermosos sueños…


 © 2010 Safe Creative

 


CUENTOS CON CANELA

DEL ABUELO Y DE LA ABUELA.

Y muchos más: Cuentos para la coeducación, cuentos con marionetas, cuentos del mar...  Así que si quieres que te lo cuenten, ¡pregunta!